Copy

Por: Laura Loncopan Berti

¡Hola!

Hoy arranca el último mes del año y somos todos un poco esta niña.
 

Vamos a sumergirnos de lleno en una pileta frenética que promete tenernos sin aliento hasta el 31.

Espacio Publicitario
Violencia política

Todo indica que el 10 de diciembre, día de los Derechos Humanos y aniversario de la restauración democrática en nuestro país, declarada por ley desde 2007, se tratará en el recinto de la Cámara de Diputados el proyecto de legalización del aborto. Vaya si será emblemático.

Hoy comienza la discusión en comisiones. Quienes quieran seguirla podrán hacerlo por este canal.

Desde las 13 empezará el debate. Expondrán: Vilma Ibarra, secretaria de Legal y Técnica, Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, y Ginés González García, ministro de Salud. Se escucharán voces a favor y en contra de la legalización. Tendrán siete minutos para hacerlo. El miércoles 3 continuará con esta modalidad y el viernes 4 se emitirá dictamen.

Un recordatorio: además de la iniciativa del presidente Alberto Fernández (que incluye el Plan Mil Días), está la de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto y la que presentó en su momento la exdiputada Araceli Ferreyra. De todas ellas saldrá un proyecto.

Anoche se supo que el Ejecutivo nacional lo incorporó al temario de sesiones extraordinarias.

Antes de que se iniciara formalmente el debate en el Congreso hubo manifestaciones en domicilios de legisladores que hicieron pública su voluntad de votar a favor de la propuesta, como fue el caso del diputado Facundo Suárez Lastra (UCR). Lo mismo ocurrió en la panadería de la familia de Carolina Gaillard (Frente de Todos), presidenta de la comisión de Legislación Penal en Diputados.

Ayer un grupo amedrentó en la calle al diputado de Mendoza, José Luis Ramón (Interbloque Unidad Federal). Aquí lo pueden ver. Fue raro porque el legislador votó en contra de la legalización en 2018 y ya anticipó que volverá a hacerlo. Junto con él iba el rionegrino Luis Di Giacomo (Juntos), que sí se declaró a favor.

Esto llevó a que la Cámara de Diputados informara por redes sociales sobre la constitución de un equipo de penalistas "que garantice la defensa de la intimidad y la libertad de cada diputado y diputada para expresar su opinión".

Por fuera de quienes ejercen cargos públicos, hubo pintadas el fin de semana, por ejemplo, en la casa de la coordinadora de la organización Mumalá en Salta, Malvina Gareca. Con aerosol alguien escribió en la fachada de la vivienda "Sí a las 2 vidas".

¿Pueden calificarse estas acciones como escraches? Para la politóloga de Neuquén y profesora de la Universidad Nacional de Río Negro, María Esperanza Casullo, se tratan lisa y llanamente de aprietes. La consulté al respecto.

-¿Esta práctica pone en tensión los acuerdos democráticos para discutir un tema de esta envergadura?
-Sí, pone en tensión los consensos democráticos, porque nunca había pasado esto. Los escraches hasta ahora habían sido los que hizo HIJOS en un contexto de bloqueo total de la justicia. Luego durante el 2001, cuando la gente les gritaba a políticos o empresarios en un restaurant, etc., en ese momento había una crisis política descomunal, única en el país. Cuando la justicia retornó a los juicios, desaparecieron los escraches a represores. Estos son organizados y tienen que ver con amedrentar para cambiar un voto e incluyen amedrentamiento a familias, cosa que, repito, nunca había sucedido. Esto es un caso claro de violencia política, o sea, una práctica violenta que tiene el fin de lograr un objetivo político concreto.
Además es muy asimétrico, los sectores pañuelo verde no escrachan a los diputados del otro lado y es una metodología copiada, de España, de EE.UU.

Espacio Publicitario
Puentes

El sábado pasado publicamos en el diario junto con dos compañeras una nota sobre la historia de algunas de las pioneras por el aborto legal en la región. La pueden leer acá. El propósito no fue hacer una crónica evocativa. Realmente creemos que es importante trazar una genealogía que permita construir una memoria feminista. Sin ese recorrido es muy difícil explicar cómo llegamos a estar frente a una posibilidad cierta de consagrar este derecho.

Mientras buscaba material de archivo para hacer las entrevistas me encontré con esta publicación de 1999 luego de la marcha del 8 de marzo. Haciendo click en la imagen podrán verla en detalle.

Varios aspectos para reflexionar. El nombrado como "Día de la Mujer" contiene "reclamos" que se traducen en una marcha. ¿Qué repertorio de temas abarca? Si bien en la bajada dice que se condena "la violencia familiar" y el aborto, adentro de la nota aclara que ese aborto que se condena es el clandestino. Hay más. La movilización la encabezan productoras de fruta, de hecho en la foto se puede ver a una de ellas sobre un tractor, que piden que se frenen los remates. Otras solicitan "pan, leche y azúcar" frente al hipermercado Tía "con sus hijos a la rastra".

En el documento que leen hablan de "trabajo con dignidad, servicio de salud sexual y reproductiva, aplicación de la ley 2212 de violencia familiar con creación de juzgados de Familia, que se atiendan los reclamos por cuota alimentaria y precio sostén por kilogramo de fruta y paralización de los remates."

La nota corresponde al último año de la gestión de Carlos Menem, ya con una crisis social avanzada que después se profundizará con la asunción de Fernando De la Rúa.

Es notable como este registro del movimiento de mujeres y feministas de entonces, que estaba en las calles, lo integraban sectores populares que ya sentían el impacto de las enormes desigualdades económicas, tanto en las tareas remuneradas como en las vinculadas al trabajo doméstico y de cuidados.

En la marcha, según nos dice el tercer párrafo, había "algunos representantes del sexo opuesto", una referencia, intuimos, para señalar la presencia de varones. En el cuarto se menciona que había "señoras mayores". Aparece otra dimensión, vinculada con la composición etaria.

Maradona, 1982, jugando para Boca. Foto: Tomikoshi.
.

Esto me da pie para hablar de la enorme muestra popular de dolor tras la muerte de Diego Armando Maradona. Hay una tonelada de artículos escritos sobre aquellas feministas que recuperaron su figura, y otras que la denostaron porque representa el modelo de un hombre machista.

En lo personal la noticia me produjo mucha tristeza, que se prolongó durante varios días. Admiro a las personas que pudieron reflexionar tan rápidamente. "El fútbol son los padres. Una generación de hijas despide también a lo que hicieron sus padres con lo que Maradona hizo de ellos", escribió Florencia Angilletta en esta nota y describe lo que siento con justeza.

Diego es la alegría de mi viejo, hincha de Boca, que eligió ese nombre para mi hermano nacido en 1987. Todo ese bagaje de recuerdos que él me transmitió, no es un saco que me quito cuando hace calor. Describo esto porque he leído que quienes nos sentimos mal estamos casi obnubiladas con su destreza deportiva, y eso desconoce la trascendencia que tiene el fútbol en la construcción de identidades colectivas en toda Latinoamérica.

No creo en un feminismo maradoniano, sí en las derivas que su imagen puede generar para pensar otras masculinidades. Revisar capas para complejizarlo me interesa, no para tacharlo. La cancelación es un modo de castigo que nada tiene que ver con la transformación. Descartar personas es un acto esencialmente patriarcal.

Ayer cuando leí la columna Florencia de la V, destinataria de un comentario violento de Diego, en la que ella lo trae a colación y dice que eso no le impidió reencontrarse con él, me pregunto qué peligroso que es asumir victimizaciones ajenas. ¿O también vamos a menospreciar su autonomía y capacidad de agencia y explicarle que está confundida?

Antes de despedirme, hoy es el día mundial de lucha contra el VIH, que es una enfermedad que se transmite por vía sexual (relaciones sin protección), por contacto con sangre al compartir jeringas o cualquier otro elemento punzante, y de la persona gestante al hijo o hija durante el embarazo, parto y lactancia.

Para detectarla es necesario hacerse un test, que es voluntario y confidencial. Para prevenirla, usá preservativo/campo de látex. Aquí y aquí encontrás más información segura. Acá un notón con personas que cuentan cómo es vivir con el virus.

Gracias por estar del otro lado. Buena semana.

Espacio Publicitario
¡Gracias por leernos!
¿Tenés sugerencias sobre nuestro newsletter?
Escribinos a este correo y dejanos tu opinión.

 
QUEREMOS SABER MÁS DE VOS
Completá tu suscripción con tus datos personales acá asi podemos brindarte una información más personalizada.
Facebook
Twitter
rionegro.com.ar
Instagram
Copyright © * 2020 Diario Río Negro, Todos los derechos reservados.
Este correo te llegó porque autorizaste el envío de "Diario Río Negro".
¿Ya no querés recibir más este correo?
Podés elegir qué envíos recibir o desuscribirte de todos desde aquí.