Copy

No sé yo si Isaac Newton era mucho de tomarse vacaciones. Se le ve un poquito workaholic al muchacho.

Cómo sería que, cuando en 1665 la peste arrasó Inglaterra, la Universidad de Cambridge (donde él estudiaba) mandó a todo el mundo a su casa.

¿Y qué hizo Newton?

Utilizar esos meses para ser más productivo todavía, y sacarse de la manga algunos de sus trabajos más significativos.

En fin, cada uno con lo suyo.

Yo sí he estado de vacaciones.

Y estos días de regreso me estoy acordando de Newton... en concreto de su primera ley, la de la inercia. La que dice que "un cuerpo permanecerá en reposo o en movimiento recto con una velocidad constante, a menos que se aplique una fuerza externa". 

Porque este cuerpo (¡y esta mente!) que han pasado unas semanas en reposo... ahora cuesta ponerlos en marcha.

Posiblemente a ti también te pase... no te tortures, no es culpa tuya, es pura física.

Así que nada, ya sabes: es el momento de aplicar un poquito de fuerza para romper la inercia y pasar del reposo al movimiento.

Poco a poco.

  • ¿Quieres ver este mensaje en tu navegador? Puedes verlo aquí
  • ¿Quieres ver un listado de los correos más recientes que he enviado? Puedes verlo aquí
Copyright © 2022 Raúl Hernández González, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.

Email Marketing Powered by Mailchimp