Copy
"Por si te faltan para tus paseos", decía el whatsapp. Inmediatamente después, enlace a un podcast.

Mi amigo Alejandro y yo nos conocemos desde los 18 años, cuando llegamos como novatos al Colegio Mayor en Bilbao. Compartimos 4 años en el mismo piso del Colegio Mayor (¡4ºCentral!), incluso uno más cuando nos fuimos con Tobi a aquel piso "peculiar" de la calle Ramón y Cajal. Incluso quiso la casualidad que, viviendo en Madrid los dos, nuestras casas estuvieran en la misma calle, un portal enfrente del otro.

O sea, que me conoce.

Y no suele prodigarse en recomendaciones.

Así que me tomé muy en serio el enlace que me pasó.

El podcast es una serie de charlas entre Antonio Castelo y Omar Álvarez. Confieso que, de primeras, arrugué el morro. Y es que de Omar Álvarez no sabía nada, pero Antonio Castelo (un cómico que sale en la tele, y que además se prodiga bastante en podcasts como PhiBetaLambda) no me acaba de gustar mucho, me da bastante pereza.

"Bueno, el tipo sí es cargante, pero dale una oportunidad. O te engancha a la primera o ya nada.", me dijo Alejandro.

Pues venga.

El podcast se llama "Omar se muere".

Y el título es bastante autoexplicativo.

Porque resulta que Omar se muere. Morirse de tener un cáncer terminal. Morirse de que en octubre le dieron cuatro meses de vida. Morirse de que puede que, en el momento en el que leas esto, ya se haya muerto. 

Con esa premisa, planteada en los primeros minutos de la primera charla, estuve tentado de dejar de escuchar.

¿De verdad tengo cuerpo yo para esto?

Pero si me lo recomendó Alejandro, al menos un episodio entero escucharé...

Y está bien.

Porque te hace reír (incluso a veces sorprendido/escandalizado de tu propia risa).

Y porque te hace pensar.

Porque, como dice el propio Omar, "todos nos morimos; solo que yo igual un poco antes".

"Pues vaya un pensamiento para empezar el año, Raúl", dirás.

Pues supongo que depende de cómo lo veas.

La noche de fin de año, Omar escribía un tuit: "He sido fuego. Ahora, ya, soy casi ascua. Pero he sido fuego."

Te deseo (y me deseo) que en este 2021 que empieza seamos fuego.

Luminoso, ardiente.

Vivo.


 
Copyright © 2021 Raúl Hernández González, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.

Email Marketing Powered by Mailchimp