Copy
Hace unos días me pasó algo que me hizo recuperar la fe en las redes sociales.

Porque yo era un creyente, pero había perdido la fe.

Verás, publiqué en twitter una pregunta / petición de ayuda, algo muy concreto relacionado con algunas opciones profesionales para mi mujer (por cierto, aprovecho: está buscando trabajo como desarrolladora de software 100% remoto... ¡¡si tienes alguna pista estaremos encantados de seguirla!!).

Una de las personas que me sigue, Fernando, contestó, poniendo en copia a un conocido suyo: "Paco, igual le puedes ayudar".

Paco me envió un mensaje privado al rato, y se pasó media hora dándome ideas y contestando mis preguntas.

Sin conocerme de nada. 

Solo porque un conocido común le había puesto en contacto conmigo.

Siempre pensé que las redes sociales eran una idea interesante: poner en contacto a personas en base a sus intereses y afinidades, permitir que se fueran conociendo poco a poco, y a partir de ahí crear vínculos.

Pero entre todos lo fuimos estropeando.

Empezaron a importar más el número de seguidores, los likes y "lo viral" que las conexiones reales.

Y se perdió la magia (hablé de ello en un episodio del podcast: "El declive de las redes sociales").

Hay una intervención de Seth Godin donde dice:

"No vale de nada tener cientos y cientos de amigos en Facebook, porque en realidad no son tus amigos [...] Lo que importan son las relaciones reales [...] El networking siempre es importante cuando es real, y una distracción inútil cuando es falso. Y lo que internet ha permitido es que se produzca un montón de networking falso [...] Lo que importa es: ¿es una persona por la que yo movería un dedo, o que movería un dedo por mí?" 

Paco "movió un dedo" por Fernando por, supongo, una historia llena de conexiones entre ellos. Fernando "movió un dedo" por mí porque, de alguna manera, sintió la afinidad suficiente conmigo (después de habernos seguido un tiempo) como para hacerlo.

Sin habernos visto nunca.

Sin esperar nada a cambio.

De eso se trata. 

PD.- Hablando de redes sociales, yo suelo estar mucho por twitter (@rahego), LinkedIn y por Instagram (@rahego). Intento mantener el número de "follows" bastante cortito (por aquello de no distraerme demasiado), pero si quieres interactuar por allí siempre suelo contestar :)
  • ¿Quieres ver este mensaje en tu navegador? Puedes verlo aquí
  • ¿Quieres ver un listado de los correos más recientes que he enviado? Puedes verlo aquí
  • Tu apoyo, y el de resto de personas que me leen cada semana, me anima a seguir enviando la newsletter. Ahora puedes apoyarme de manera más explícita, desde solo 3€, a través de ko-fi.
Copyright © 2021 Raúl Hernández González, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.

Email Marketing Powered by Mailchimp