Copy
Mis hijos tienen  una costumbre asquerosa.

Para desayunar, se llenan un vaso de zumo. Del de piña del Mercadona (que por cierto, está bastante rico; nada que ver con los zumos que había en mi época). 

Pues eso, el vaso lleno de zumo.

Y luego van y mojan algo en el zumo. Pan, galletas. Lo que haya ese día. A veces también cereales.

"Pero qué cosa más asquerosa", les he dicho más de una vez. "Si queréis mojar el pan, usad leche como todo el mundo".

Porque evidentemente mojar pan en leche (sola, con café, con colacao...) está bien. Mojar pan en zumo está mal.

Todo el mundo lo sabe.

¿O no?

Hay un libro sobre coaching muy famoso. Se llama "Ontología del lenguaje" y lo escribió Rafael Echeverría.

Te confieso que el libro me resultó un tostón. A ver, este hombre es sociólogo, doctor en filosofía y chileno. Que me perdonen los sociólogos, los filósofos y los chilenos... pero es una combinación matadora. En fin, que el libro se hace pesadito a veces (si quieres leer algo sobre coaching, me gustó mucho más "El arte de soplar brasas" que, pese a ser de un psicólogo argentino - que también es una combinación aterradora -  se deja leer mejor).

Pero que a mí se me hiciera difícil de leer no quiere decir que no tenga cosas interesantes.

Una de ellas es lo que Echeverría denomina la "ética del respeto":

"Respeto es aceptación del otro como diferente a mí, legítimo en su forma de ser y autónomo en su capacidad de actuar"

O sea, que si a mis hijos les gusta mojar el pan en zumo de piña... tienen todo el derecho.

A mí no me gusta, a ellos sí.

Tanto derecho tienen ellos a mojar el pan en piña como yo tengo a hacerlo en leche.

Tendemos a ver el mundo a través de nuestras propias convicciones. A ser la vara de medir de lo que está bien y lo que está mal. A tratar de imponer nuestro punto de vista (porque, obviamente, es el correcto). Y a frustrarnos cuando, oh sorpresa, no nos hacen caso.

Y la verdad, se vive mucho más tranquilo cuando dejas de pelearte con tus hijos por el líquido en el que mojan el pan. 

PD.- A decir verdad, no he llegado a probar el pan mojado en zumo. Vete tú a saber, igual hasta me acaba gustando.
Copyright © 2020 Raúl Hernández González, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.

Email Marketing Powered by Mailchimp