Copy
View this email in your browser

- "Hola, me llamo Raúl, y me distraigo con facilidad en internet"
- "Bienvenido, Raúl"


Si existiese una asociación de "Distraídos Anónimos", yo sería miembro. Seguro. Siempre y cuando no me distraiga en el camino...

No es algo de lo que me sienta muy orgulloso, para qué te voy a engañar. Cada vez que me doy cuenta de que se me han ido no sé cuántos minutos (ejem, "minutos") mirando Twitter sin ton ni son... Y quien dice Twitter, dice Instagram, o TikTok, o cualquier periódico online, o...

Y siempre pienso que debería controlarme mejor. Tener más voluntad. Dedicar mi atención y mi energía a lo que realmente me aporta. ¡Podría aprovechar mucho mejor el tiempo!

Pero la tentación está ahí, a tiro de clic. Y es tan agradable... con sus notificaciones... sus contenidos siempre nuevos... sus imágenes, sus polémicas, su scroll infinito...

En fin, si a ti también te pasa... te dejo con un artículo sobre "cómo eliminar distracciones online". En él te hablo de por qué nos sucede esto (spoiler: a nuestro cerebro le encanta lo que nos dan las redes sociales, y ellos lo saben), y cómo solucionarlo. ¿La clave? Hacerte más difícil el acceso. Que cuando sientas aburrimiento, o frustración, o pereza, o incertidumbre... no tengas a mano esta distracción tan fácil.

Ah, y si profundizas un poco más... es algo que podrás aplicar no solo a tus distracciones online, sino a cualquier otra situación donde tu cerebro "funcione en automático".

PD.- En otro orden de cosas: este fin de semana descubrí una página donde explican muy bien, y de manera accesible, cómo funciona una epidemia, cuáles son las medidas para luchar contra ellas y por qué funcionan. Es una lectura larga pero fácil de seguir. Y no está mal, con todo el ruido que hay al respecto, entender mejor cómo funciona la cosa.

 

Website
LinkedIn
Twitter
Instagram
YouTube
Copyright © 2020 Raúl Hernández González, All rights reserved.