Copy
View this email in your browser

Te propongo un juego:

  • Mira este cuadro que te adjunto
  • Elige una casilla de la primera columna, otra de la segunda, otra de la tercera y otra de la cuarta. Las que tú quieras.
  • Repite el proceso.



Enhorabuena, acabas de construir un discurso vacío. Como el de muchos políticos. Como el de muchos directivos. Como el de muchos académicos. Como el de muchos consultores.

Que parece que nos paguen por llenar espacio. O por enrevesar los mensajes para que no se entiendan. Bueno, a veces sí, pero ésa es otra historia.

En tu comunicación:

  1. Decide lo que quieres decir
  2. Dilo de la forma más clara, directa, concreta y sencilla que puedas.

Si lo que quieres es que te entiendan, claro.

Si no, haz justo lo contrario.

PD.- ¿Quieres jugar un poco con esta idea? Echa un vistazo a este generador automático de discursos vacíos

Website
LinkedIn
Twitter
Instagram
YouTube
Copyright © 2020 Raúl Hernández González, All rights reserved.